24 septiembre 2006

Ramadan Kareem

Y es que, como no podía ser menos....

Nos despedimos de este país tal y como lo encontramos al llegar. En pleno Ramadán.

Esto no sería nada del otro mundo si no fuera por que paraliza un país entero durante todo un mes. Y es que el ritmo de trabajo que se marca la gente en estas épocas es de risa. Y ya no son solo las oficinas, sino todo... bares, restaurantes, comercios... TODO

Como curiosidad, en uno de lo periódicos locales se publican preguntas y respuestas sobre las cosas que se pueden hacer o no durante el ramadán. Son curiosas cuando menos, pero no dejan de denotar o una ingenuidad delirante o un fanatismo preocupante... ahí va un ejemplo escaneado....

La cosa no es para tanto en realidad... al menos aquí en dubai, pero señores... imaginad que en España se siguiera haciendo la cuaresma a rajatabla y mucho más exigente. Como todo es conocerlo y saber manejarlo

Por cierto que el pasado jueves conscientes de la cercanía tanto del ramadán como de nuestra marcha hicimos la fiesta de despedida en casa.... y que fiesta, señores. Será dificil de superar. Eso sí, agridulce.

2 comentarios:

Joaquin dijo...

Oye; ¿Tú no tenías otro periodo de prácticas allí después de este año? Me suena algo así o lo he soñado?

Jaime dijo...

No, no lo has soñado... Ahora cuando vuelva Tengo la posibilidad de un segundo año en una empresa a través de este programa...

pero a ver que empresa, donde y en que condiciones