12 septiembre 2006

El camino

Hola de nuevo a todos,

Os pido disculpas a todos por mi largo silencio. He de reconocer que he estado más preocupado este último mes por mis vacaciones que nada, además como casi todos estábais de vacaciones, que deciros, reconozco que me sentía un poco solo escribiendo por por aquí, así que pensé que mejor me tomaba vaciones de "todo" y a la vuelta de estas, volver con fuerza.

De echo vuelvo con más ganas y más fuerza que nunca, creo que nunca unas vacaciones, cortas, pero intensas y necesarias, han sido tan reparadoras. En fin que os voy a contar en realidad que no sepáis ninguno.

Estuve unos días en las Islas Seychelles, lugar del que os comentaré con más detalle en siguientes comentarios y depués en Egipto, con el que haré lo propio. Me pareció mejor contaros cosas dejando pasar un poco de tiempo y con un poco más de perspectiva.

En fin que ahora sólo os voy a marear un poquillo y prometo comentarios y fotos de mis peripecias a partir de esta tarde, aunque por supuesto no os lo contaré todo, por que sino no me preguntaréis nada y no tendré nada que contarós cuando os vea dentro de unas pocas semanas...

Y es que esa es otra señores.... que esto se acaba, para bien o para mal se acaba. Llega el momento de las cábalas, las quinielas, la incertidumbre, los balances, lo bueno y lo malo, las despedidas y los reencuentros. Quien dijo que el camino está marcado y que sólo hay que andarlo? Pues ahora mismo mi camino se acaba. La senda se difumina y hay que empezar a andar otra vez sin saber lo que me voy a encontrar a cada paso que de.

Obviamente sabía desde el principio que este momento llegaría y he tratado por todos los medios de abrir el camino durante los meses pasados pero no ha sido posible, por eso me dedicado al momento y no a lo que pueda pasar durante este último mes. Veremos que pasa cuando vuelva.

Ahora más que nunca es cuando empiezo a andar sin camino por delante. Los ladrillos del camino de Hoz han desparecido y toca atravesar la selva. El camino lo haré paso a paso.

Caminante no hay canimo. Se hace camino al andar

7 comentarios:

Lilith dijo...

Sólo hace falta una brujulilla, y si vas a atravesar la selva, un machete. Y a veces, sentarse un ratín al borde del camino a reflexionar. Es dura la vuelta, eh? Y no nos engañemos, aunque los que se quedaron puedan sugerirlo, no es una vuelta a la realidad.

Jaime dijo...

Por supuesto que no es una vuelta a la realidad. Si fuera así, esto que es entonces??

Quizá sea una vuelta a "su" realidad que no lo es más que la nuestra...

juank sinclair fantoba dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
juank sinclair fantoba dijo...

Bueno payo, aquí quedamos algunos que te esperamos con la pala y el pico, que si hay que ponerse a construir caminos, nos ponemos...

Ánimo, que las vueltas son casi siempre secas.

Nota: He borrado el comentario que acababa de hacerte porque me había equivocado de post... en fin, demasiado tiempo sin volver al blog!!

josemoya dijo...

Acá estaremos esperándote cuando vengas. Seguro que cuando abramos la primera cerveza se te quitarán las penas.

Joaquin dijo...

¿Qué pasa con las fotos de los viajecillos?

juank sinclair fantoba dijo...

Actualícese, Sr. Payo. Y se lo digo una vez más: Actualícese.