24 mayo 2008

Vapor

Se echó la noche encima

Y allí se quedó, sentado con una cerveza en la mano y otra enfriando.

La música evocaba lugares lejanos y memorias recurrentes al tiempo que La reina del Burger cantaba en francés con su impenitente efecto placebo acopañada por su inconfundible guitarra y su emonocionante bajo.

De pronto un punto de luz le llamó la atención y fue si como la música se acabra y cada parte de el fuera una parte de todo aquel que le rodeaba.

No hacía mucho que se había quedado solo y todo se agolpaba en imágenes, sonidos y recuerdos. La luz se hizo cada vez más fuerte, tanto que no podía apartar la vista de ella. Pero por caprichos de la naturaleza la noche se empezó a oscurecer y lo que por un momento era un cielo claro y estrellado poco a poco se fue tornando en formas imposibles de vapor frío color rosa pardo.

Con formas cada vez más grandes, los sugerentes movimientos y las caprichosas formas de las nubes le fueron desviando la mirada. Él aun intentaba centrar su mirada pero el delirio de formas y colores y el capricho de las corrientes tan sólo dejaban adivinar con cierta anarquía a las que parecían ser las hermanas gemelas de su estrella.

Pasó el tiempo entretenido y divertido hasta que de pronto descubrió que ya no se divertía, que ya no había nubes ni movimientos sugerentes ni envolventes. Había un claro y por un momento dudó de por que estaba allí. dudó de todo y por fin recordó lo que hasta allí le había llevado.

Ya no había nubes, el cielo estaba despejado y trató de volver a encontrar aquella luz que una vez le deslumbró pero no podía, todas eran iguales, todass igual de llamativas y de discretas. Era incapaz de reconocer su estrella, pero allí se quedó, cogió la cerveza que se enfriaba y siguió investigando el cielo que le cubría.

Ironías del destino lo que por un momento era un cielo claro y estrellado poco a poco se fue tornando en formas imposibles de vapor frío color rosa pardo..... y todo volvió a empezar...

3 comentarios:

josemoya dijo...

No conocía yo esta faceta literaria tuya...

Luis Mayer dijo...

Bravo!

Clap clap clap

2 hips y un hurra por tu verbo

Yo, al igual que Jose, tampoco conocía tu lado literario...

¡Qué poquito falta para el bodorrio!

Joaquín dijo...

Ya llevas un año con esto abandonado...